Diccionario O


 


Oligarquía. Sistema de gobierno en la que el poder está en manos de unas pocas personas que pertenecen a una clase social privilegiada.

Oppidum. Ciudad fortificada situada en una elevación del terreno.

Oratorio. Parte de un edificio u otro lugar que dispone de un altar para orar y donde se puede celebrar misa.

Orden de Alcántara. Orden militar hispana con origen en la cofradía de caballería de San Julián del Pereiro, fundada poco antes del año 1176. Recibió la aprobación del pontífice Alejandro III en el año 1177. La Orden de Alcántara, que adoptó la regla cisterciense, se situó bajo la tutela de la de Calatrava. El nombre de la orden deriva de la villa de Alcántara, que le fue concedida por el rey de León Alfonso IX. Sus principales actuaciones se desarrollaron en tierras de Extremadura, primero con motivo de las campañas de los monarcas leoneses Fernando II y Alfonso IX, y posteriormente para defenderla de los portugueses. Eso explica que Extremadura fuera la región en donde se encontraba la mayor parte de los dominios de la Orden de Alcántara. Pero también participó en las conquistas cristianas de Andalucía, en donde recibió algunas localidades, como Morón. En el siglo XV los maestres de Alcántara tuvieron un gran protagonismo en las luchas internas de la Corona de Castilla.

Orden de Calatrava. Orden militar fundada en el año 1158. Fue la más antigua de cuantas surgieron en tierras hispanas. Se creó cuando el abad cisterciense del monasterio de Fitero, en Navarra, Raimundo Serrat, y el monje Diego Velázquez decidieron defender el castillo de Calatrava la Vieja, que les había cedido el rey Sancho III de Castilla, y que en aquellas fechas estaba sometido a un duro ataque por parte de los almohades. Conoció su esplendor en el siglo XIII, momento en que ejerció un protectorado sobre las órdenes de Alcántara, de Montesa y la portuguesa de Avis. La Orden de Calatrava actuó básicamente en la Meseta sur, siendo su principal misión la defensa de los caminos que conducían desde Toledo hasta el sur peninsular.

Orden de Cluny. Orden monástica francesa fundada en el siglo X. Llegó a superar los mil monasterios y protagonizó una reforma eclesiástica orientada a la mejora de la moralidad del clero y al predominio de la oración sobre el estudio y el trabajo. Desde el siglo XI tuvo una destacada relevancia en los reinos hispanocristianos. Muchos monasterios adoptaron su regla y gozó del respaldo político y económico de los reyes. Su auge estuvo conectado con el del Camino de Santiago. Potenció la europeización de la Península Ibérica y la introducción de los ritos y liturgias romanos en perjuicio de los mozárabes.

Orden de los Agustinos. El término alude a una gran variedad de institutos religiosos, así llamados porque todos se acogen a la tradición de San Agustín. En efecto, San Agustín creó un movimiento monástico de carácter eremítico que se propaga por la cuenca del Mediterráneo, en Tagaste. Ésta era una pequeña población del oriente de Argelia próxima a la frontera de Túnez. En tierras hispanas el origen de los ermitaños de San Agustín data del año 569, cuando el agustino Donato fundó una colonia monástica. En los siglos siguientes nacieron muchos eremitorios inspirados en la línea agustiniana. Hubo que esperar, no obstante, al año 1256 para que se fusionaran en una única orden todos los ermitaños de San Agustín. Fue la llamada “Gran Unión”, realizada por el Papa Alejandro IV. Desde entonces se consideró a los agustinos como la tercera orden mendicante. España constituía en esas fechas una única provincia a sus efectos, aunque más tarde se creó la catalano-aragonesa y, afínales del siglo XV, la de Portugal. La relajación del siglo XIV generó la aparición, un siglo después, de movimientos de reforma, las “congregaciones de la observancia”, origen de los agustinos recoletos.

Orden de los Benedictinos. Orden monástica que tuvo su origen en el clérigo italiano de los siglos V y VI Benito de Nursia, el cual elaboró una regla para que sirviera de guía a la comunidad que había constituido con sus discípulos. El monacato benedictino tuvo una rápida difusión por la cristiandad, pero su penetración en España fue tardía. Las noticias más antiguas sobre la presencia de la orden de San Benito  en la Península Ibérica datan del siglo IX en monasterios de Cataluña, pero su irrupción definitiva se produjo a partir del siglo XI, con el empuje de la reforma cluniacense. En el siglo XII llegó a tierras hispanas la reforma cisterciense, surgida del tronco benedictino. Los monjes benedictinos utilizan un hábito negro y en su vida monacal es muy importante el rito, las letras y la hospitalidad.

Orden de los Carmelitas. Orden mendicante que se formó a principio del siglo XIII. El primer convento carmelita se fundó en el año 1206. A partir del año 1561, por obra de Santa Teresa, se empezó la reforma que tuvo dos ramas: la de los religiosos descalzos, continuadores de la primera austeridad del orden; y la de los calzados o mitigados. En el año 1593 el Papa les concedió plena autonomía.

Orden de los Templarios. Orden religiosa y militar de la Edad Media cuyo objetivo era proteger los lugares santos de Jerusalén y a los peregrinos que iban a esta ciudad. Se mantuvo activa durante algo menos de dos siglos. Fue fundada durante el año 1118 o 1119 por nueve caballeros franceses. El creciente poder de los Templarios, que empleaban como distintivo un manto de color blanco y una cruz paté de color rojo, despertó fuertes recelos y fue el origen de su forzada disolución en el año 1312 por el papa Clemente V. El secretismo sobre sus actividades y ceremonias ha rodeado a esta Orden de un halo de misterio que perdura hasta nuestros días.

Orden de Malta. Nacida en Jerusalén aproximadamente en el año 1048, la Orden de San Juan de Jerusalén, que pasaría a llamarse Orden de Malta ya en el siglo XVI tras su instalación en esa isla mediterránea, es una de las pocas órdenes nacidas en la Edad Media que todavía está en activo. Su objetivo inicial era atender a los peregrinos que viajaban a Tierra Santa en el hospital que allí tenían y sus miembros debían pronunciar votos de castidad, pobreza y obediencia, así como de atención a los enfermos. Adquirió una dimensión militar tiempo después para asumir la defensa militar de enfermos, peregrinos y de sus centros médicos. Su símbolo es una cruz de ocho puntas blanca. También se les llama Orden de los Hospitalarios.

Orden del Císter. Orden monástica surgida en el año 1098 en el seno de la orden benedictina de Francia con el propósito de recuperar la austeridad de la regla de San Benito. El tradicional hábito negro de los monjes benedictinos fue sustituido por otro de color blanco. Los cistercienses reclamaban la pobreza absoluta y defendían la sencillez, lo mismo en su vida privada que en sus iglesias. El Císter, por otra parte, intensificó el culto a la Virgen. Al mismo tiempo, reivindicaban el trabajo manual, lo que explica que cultivaran directamente sus tierras. La búsqueda de la soledad absoluta explica que los monasterios cistercienses se localizasen lejos de las aglomeraciones urbanas. El Cister se expandió por tierras hispanas a partir del año 1140, cuando se fundó el Monasterio de Fitero en Navarra, el más antiguo de ellos en la Península Ibérica. Las órdenes militares hispanas de Calatrava y de Alcántara, surgidas a mediados del siglo XIII, se acogieron a la regla cisterciense.

Oriundo. Que es originario del lugar que se especifica.

Ortostato. Bloque de piedra vertical, adornada o no, que forma la hilada inferior de un muro. El un dolmen neolítico, los ortostatos forman las paredes y soportan las losas de la cobertura del monumento megalítico.

Osario. Lugar de las iglesias y cementerios donde se reúnen los huesos extraídos de las sepulturas a fin de volver a utilizarlas para enterrar en ellas. Un ejemplo es es osario de la iglesia de Santa María de Wamba, Valladolid.


FondoTrans

FlechaDerFinal270px

FlechaDer270px

FondoTrans

FlechaIzqFinal270px

FlechaIzq270px

 
 


 


iberHistoria