Nueva versión del programa:

IberiaDigital


La llegada del tabaco a España


El tabaco llegó a España a bordo del viaje de vuelta de la primera misión de Cristóbal Colón a América. En noviembre de 1492 los expedicionarios se encontraron en las Islas Bahamas por primera vez con el tabaco, fue en la isla de Guanahani, bautizada por Cristóbal Colón con el nombre de San Salvador. Vieron a nativos con rollos de hojas secas de palma y maíz con tabaco dentro y  que desprendían una peculiar fragancia.

El marinero llamado Rodrigo de Jerez, que viajaba en la nao Santa María, fue uno de los tripulantes que durante el viaje de regreso a España adquirió el hábito de fumar, pese a que echar humo por la boca era considerado cosa del demonio. La Inquisición le juzgó y condenó por brujería. Fue liberado siete años después, cuando la costumbre de fumar se había extendido y ya no era algo satánico.

Fue a mediados del siglo XVI cuando comenzaron las grandes plantaciones de tabaco, sobre todo en la zona de Toledo conocida como «Los Cigarrales» por la gran cantidad de cigarras que había en este lugar, nombre del cual parece que derivó la palabra «cigarro».


iberHistoria