Nueva versión del programa:

IberiaDigital


El primer rey español que viaja a América


Fue el rey Juan Carlos I. En el mes de mayo del año 1976, el monarca cruzó el océano Atlántico para visitar la República Dominicana por invitación del presidente de este país en aquel momento, Joaquín Balaguer. Antes de esta visita, el único soberano español que estuvo a punto de hacer el trayecto fue el rey Carlos IV. Su primer ministro, Manuel Godoy, trazó un plan para enviar a la familia real a los dominios americanos debido a la invasión napoleónica de la Península Ibérica. Pero el rey Carlos IV dio al traste con el proyecto.

En 1806 Napoleón fracasó en su intento de invadir Inglaterra y la bloqueó comercialmente. Pero Portugal se saltó este bloqueo y esto originó que Napoleón proyectara ocupar este país. Para esto necesitaba la colaboración de España. Propone un insólito canje: España se quedaría con Portugal y a cambio cedería a Francia todo el territorio al norte del río Ebro. Esta petición se rechazó. Sin embargo, España no puede impedir que las tropas francesas crucen España para invadir Portugal. Con la finalidad de permitir su paso, Manuel Godoy firmó el tratado de Fontainebleau en el año 1807.

Debido a la presencia de soldados franceses en territorio español, a finales del año 1807, se produjo la Conjura de El Escorial, conspiración encabezada por el príncipe Fernando, que buscaba la sustitución de Manuel Godoy por su política entreguista hacia Napoleón y que también pretendía el destronamiento de su propio padre. Esto terminó sin éxito y con el perdón real para el príncipe y la absolución para todos sus instigadores.

Godoy recelaba de las maniobras que estaba realizando Napoleón. Constató que no todas las tropas francesas que entraban en España se dirigían a Portugal y que parte de ellas se quedaban en ciudades españolas. Además había más soldados de los acordados en el tratado de Fontainebleau. Finalmente Manuel Godoy se dio cuenta que realmente el objetivo de Napoleón es invadir España. En el mes de marzo de 1808, ante la evidencia de la ocupación francesa, propuso a la familia real huir desde el Palacio de Aranjuez hasta Cádiz y desde allí embarcar hacia América. Pero el rey Carlos IV, para que Napoleón no lo interpretara como una afrenta, no aceptó esta oferta.

Pero los acontecimientos se precipitaron y los días 17 y 18 de marzo de 1808 se produjo el Motín de Aranjuez, levantamiento popular que debido al descontento general acabó con el asalto del palacio de Aranjuez por una multitud. Manuel Godoy fue hecho preso por los amotinados y el rey Carlos IV, ante el cariz de la situación, abdicó en su hijo Fernando VII. Sin embargo, Fernando VII, que era desprestigiado por Napoleón, devolvió la corona a su padre de nuevo. Y Carlos IV la entregó a Napoleón que finalmente hizo rey de España a su hermano José. Cuando acabó la Guerra de la Independencia, Fernando VII fué proclamado rey de España. Carlos IV y Manuel Godoy se exiliaron a Italia, el primero en Roma y el segundo en Pésaro.


iberHistoria