El inicio de la escritura

El inicio de la escritura

Inicio » Entradas » Prehistoria » El inicio de la escritura

El ser humano primitivo empleaba signos para expresar de modo simbólico ideas, lugares visitados, lugares de caza, sistemas de calendarios, etc. Eran líneas esquemáticas que acabaron teniendo un significado propio. Representados sobre las paredes de las cuevas, marcados en huesos, anudados en cuerdas o grabados en tabletas de arcilla, constituyen lo que se denomina un sistema de protoescritura, es decir, formas especializadas empleadas para expresar ideas concretas. Algunas son las del yacimiento de Jiahu, en China, del VI milenio a.C.

Pero para que haya escritura tiene que existir un código complejo de marcas, caracteres y símbolos que sirva para expresar gráficamente ideas completas y en relación con el sonido de la lengua hablada. Los ejemplos de escritura más antiguos son del IV milenio a.C. en Mesopotamia con la escritura cueniforme y en Egipto con la escritura jeroglífica. Unos mil años después también aparece en China y en el valle del Indo.

En España hay tres cuevas de la provincia de Málaga, la Pileta, Nerja y Navarro I, en cuyo interior tienen una serie de símbolos datados entre el 40.000 a.C. y 10.000 a.C. y que se consideran el inicio de las primeras formas de escritura del Paleolítico Superior.

 

Anterior